jueves, 22 de noviembre de 2012

PALABRAS QUE SE ME HAN ENCADENADO


Me conquistaron tus ojos, yo hacía mucho tiempo que no veía.
No veía la tormenta que se acercaba, terminé por ahogarme dentro de los mares.

Los mares que fluyen por mi cuerpo se han secado de tanta pena.

Tanta pena pude ver en tu rostro, que decidí no contarte lo que me había pasado.
Había pasado por encima de las nubes, justo me arrepentí de no tenerte.

No tenerte me llevó a la luz que dicen hay al final del túnel, allí con sangre pude descansar.
Pude descansar sentadito en la silla vieja del salón, la luz que me alumbraba venía desde la farola del parque.

Del parque que me vio crecer, solo quedan dos recuerdos, uno es un columpio y del otro no me acuerdo.
No me acuerdo que quise contarte, seguro que era mentira, no te creas nada de lo que te cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario