domingo, 2 de diciembre de 2012

PREFIERO ESTAR SOLO

Eso ya no me duele,
no te das cuenta de que es lo mismo de siempre,
la rutina que nos atañe y nos empuja a la caída
libre de las almas desamparadas.
Yo, al igual que tú, no quiero decirte nada,
prefiero quedarme con mis disgustos en solitario,
considero que eres lo bastante inteligente 
como para darte cuenta de que prefiero estar solo,
pero que este paso que no doy tú tampoco lo quieres dar.
Es triste sentirse solitario, 
pero más triste es tenerte como si fueses
un vaso de agua en la mesilla de un desconocido,
otras veces ya nos ahogamos
 y ahora impartimos clases de natación.
Qué inteligente eras cuando me decías 
que preferías estar sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario