jueves, 26 de diciembre de 2013

NOCHE DE NAVIDAD

Noche de Navidad,
como cualquier noche,
no hay luz, no hay reflejos.

Bajo las escaleras distraído de la cena,
estas fechas nos han condicionado,
todo me es indiferente,
simplemente me dedico a vivirlo.

Me duele la cabeza
y me preocupa el hambre del mundo.
Mi barriga está llena de alimentos
y, por desgracia, apenas puedo compartirlos.

No seré yo quien pueda aliviar tu salud,
ni serás tú quien pueda aliviar mi mente.

He intentado darte consejos y de nada me ha servido,
el fracaso lo tenemos más cerca de lo que hemos pensado,
no te mereces pasar por encima del fuego.

No pienses que todo ha acabado,
hoy empieza otra noche,
como cualquier noche,
como cualquier ciudad.

No tenemos nada,
lo material esta llamándonos a gritos,
¿deseamos comprar la felicidad?
Si yo pudiera hacerlo,
no cambiaría nada de lo que tengo,
simplemente volvería atrás,
a buscarte, a sentarme en aquel bar,
a quedarme una noche más en la calle.

Me he aturdido con tantas palabras.
Si ya lo conoces todo
es mejor que no llames a la puerta de mi portal,
demuestra a quien quieras toda tu inteligencia,
a mí dejadme tirado como un perro en cualquier sitio,
no me hacen falta más cosas que mis manos.

No tengo deseos,
pero aun así deseo no tenerlos,
es mejor que me digas que no me quieres
a tener que decírtelo yo.

Soy de los que prefiere callar por miedos que no conozco,
los miedos y la verdad hacen de nosotros personas diferentes.

lunes, 9 de diciembre de 2013

HACE TIEMPO

Hace tiempo que cuando no duermo pienso que voy a morir,
no entiendo la música y mi forma de ser
empieza a dar signos de desobediencia ante todo.
No quisiera ser de esta manera, quisiera que me pudieses entender.

Hace tiempo que veo como vuela mi ropa,
me sobrecojo y, apenas nutrido,
tengo que hacer fuerzas por seguir el día a día.
Hay sombra que hace compañía y no es la que yo quiero.

Hace tiempo que te quiero como hoy pero no quiero estar contigo,
soy de los que prefiere ser dejado sin ningún tipo de explicación,
sólo soy todo lo fuerte que me faltaría ser.

Hace tiempo que cuando me levanto quiero volver a dormir,
vienes a mi casa pero no sé si es lo que deseo,
¿por qué no me lo preguntas mirándome a los ojos?

Hace tiempo que te agradezco que me llames,
casi siempre se agradece que se preocupen por ti,
estarás dentro de mí hasta que tú decidas,
yo siempre te sentiré cerca.

Hace tiempo que el mar no me ve pasear cerca de él,
soy un ser libre que quiere seguir siéndolo,
no fui yo quien creyó que se caía en esa alcantarilla.

Hace tiempo que me hicieron tropezar
y desde entonces le echo la culpa a la gente.
Si soy lo que soy es por cómo son los demás.

Hace tiempo que me dicen cómo tengo que ser
pero tampoco es que me entusiasme,
no sé muy bien cómo olvidar.

Hace tiempo que ya no sueño de forma real,
no sé si será porque mis capacidades desaceleran de forma continuada,
sólo busco otro tipo de sentimientos que me mantengan vivo.

Hace tiempo que no lloro y ayer no paré de hacerlo.
Hace tiempo que no escribo y hoy por lo menos algo he leído.

jueves, 31 de octubre de 2013

ME PARECE ENTRETENIDO

Hoy he salido a la calle,
la acera estaba mojada,
llovía a cántaros pero no me ha importado,
apenas me he cruzado con gente,
también me ha dado igual,
mi paraguas se ha roto 
y finalmente he terminado por empaparme.
Mientras andaba he tropezado
con la acera y he resbalado,
me duele la pierna,
gracias a que ha venido una señora a ayudarme,
si no, no me hubiese levantado,
he pasado de agradecer su gesto.
A pesar de mi caída he seguido por la misma acera,
a decir verdad no tenía ningún punto de llegada,
pero evidentemente lo tenía de salida.
He vuelto a casa, me he cambiado de ropa
y he curado la herida,
me apetece volver a salir a la calle,
en casa no tengo nada que hacer,
pero afuera tampoco es que esté muy ocupado.
¿Qué hago? Salgo, no salgo,
no quiero perder tiempo en decisiones inútiles,
lo hago habitualmente pero ahora no,
quiero aprovechar un poco la tarde aunque sea lluviosa,
así que creo que terminaré viendo cómo las gotas de lluvia 
van ensuciando el cristal del salón.

A mí me parece entretenido.

miércoles, 9 de octubre de 2013

MIS AMANTES Y BERTA

Mi amante tiene diez años menos que yo,
justo la mayoría de edad, se llama Sara,
me mira y se sorprende,
dice que soy muy bueno con ella y que se ha enamorado,
me habla de la llegada al instituto y de sus padres,
ya nadie me habla de esos temas,
realmente me resultan interesantes,
dice que deje a la chica con la que estoy.

Sara no lo sabe pero no solo tengo una amante,
es una de tantas pero es diferente, porque sé que me quiere,
es la única que tiene la piel suave y la única que de verdad sabe besar,
no mete la lengua y la mueve sin sentido,
a ella le gusta besar despacio,
igual que cuando hace el amor,
noto que la gusta sentirme.

Yo la digo que me deje, que busque a chicos de su edad,
pero insiste en llamarme y no puedo dejar de invitarla a casa.

Solo se vive muy a gusto, tienes tus cosas y poco más.

La mujer con la que comparto mi casa se llama Berta,
es un desastre, menos mal que viaja mucho y apenas nos vemos,
si seguimos así duraremos toda la vida.

A decir verdad, la deseo que haga lo mismo que yo,
que pruebe otros hombres más jóvenes o más maduros,
pero que pruebe, si no menudo aburrimiento.

Esta noche tengo visita,
mi amante joven Sara ha dicho que vendría a casa con una amiga,
por mi no hay problema pero no hay mucho espacio para que durmamos tres,
seguramente se vayan después de una buena orgía,
al menos espero que así sea.

El sexo no me cansa,
de hecho lo hemos pasado muy bien los tres,
lo que me cansa empieza justo después del cigarro,
yo quería que se fueran y al final se han quedado,
justo lo que a veces me pasa con Berta.

jueves, 19 de septiembre de 2013

TODO

Me decidí por entregar mis posesiones a la nada,
ella sabía que no tenía prisa y astútamente me dejó a mi aire,
entregué los cuadros del pasillo, el viejo mueble del salón,
el instrumental de la cocina, los espejos, etc.…
Mi habitación totalmente a oscuras,
como un recuerdo pasajero,
quedó todo vacío y abocado al fracaso,
hasta me vi obligado a entregar la puerta de entrada.
Falto de todas mis posesiones,
tuve que reconducir mi situación.
La nada estaba ahí,
siempre lo había estado y no solo para mi persona,
no debía despistarme, al fin algo de respeto,
no tenía por qué volverme loco.
Ahora mi habitación era el portal que yo decidiese en cada momento,
mi cama, el espacio de suelo donde menos estorbase,
un delicado desayuno, bollería tirada a la basura de mi antiguo amigo el panadero.
Para ir al baño lo mejor era esperar a la noche, nadie se fijaba en ti,
en definitiva ahora los espacios comunes eran también para mi uso,
cosa que hasta entonces no había experimentado.
Sencillamente fue tentador, me enamoré de la depresión,
la felicidad callejera surgía por sí sola,
nada me importaba, nada me limitaba,
solo yo y la nada, la nada y la depresión,
la depresión y yo.

jueves, 8 de agosto de 2013

UNA SIMPLE OPINIÓN

No nací ayer, ni mañana aprenderé todo lo que me ha faltado por aprender.
No he escuchado pero me da igual, tú y yo no somos los mismos y te ríes de mí porque piensas que soy un mediocre y lo soy, que solo trabajo, que apenas tengo cultura, que no hago lo que a ti te apetece, pues no... Déjame en paz, pero déjame de verdad, ahora mismo no me encuentro bien y no he querido salir de casa, por aquí tampoco ha pasado nadie, no lo necesitaba.

Sí, te escribo a ti, ¿me oyes? ¿Me has conseguido entender alguna vez?
No sabes ni por qué me acompaña esta música, ni qué quiero en la vida, ni que hago por las noches, la gran mayoría de las veces solo, ni en qué pienso, y te permites pensar que sí lo sabes y te atreves a darme consejos.
Pues para que puedas entenderme te digo: que a veces mis pensamientos salen por los poros de mi piel y no llego a entenderlos, me aturden la cabeza y me dejan varios días hecho polvo, días como estos, que ni salgo, ni leo, ni miro al cielo, solo escribo sandeces, solo me refugio entre las cuatro paredes de mi cuerpo y me arranco la piel para que circule el aire por los músculos, por eso tengo este físico y me lo repites y yo ya lo sé y me crucificas y no me dejas respirar, ¿qué quieres que haga?. Dímelo y no guardes silencio, no esperes una respuesta por mi parte que no quieres recibir, de este modo siempre repudiarás lo que te diga y yo quiero que seas tú, aunque tengas que ser tú sola.
Es fácil verme acompañado de mí mismo, generalmente es mi mejor compañía, miento, no siempre es así, pero a veces se dicen cosas que no se piensan y se actúa de esa manera y encima pensando que llevas la razón, soy terco, lo reconozco, no creo que después de más de medio siglo alguien pueda cambiarme, dime que soy avaricioso, pero por favor ahora piensa un poquito en ti, yo nunca te recriminé nada.
La soledad en la gran mayoría de los casos aparece en la gente que quiere buscarla, y tú a mí me buscas, pero no solo tú, intento estar accesible siempre que vea que se puede hacer el mal y no digo a nadie lo que tiene que hacer, ser libre, ser fuerte, vuestras ideas valen exactamente lo mismo que las mías, y ahora que lo pienso te estaré eternamente agradecido, pensabas que  me olvidé de ti el mismo día que te dije que no, pero no fue así, como tú, yo también me guardo la mayoría de procesos internos que varían mi personalidad, estaba claro, tan claro como la virginidad que he ido robando de cada cuerpo utilizado.
Háblame bajito, solo necesito saber en qué piensas ahora mismo, aunque te parezca que no me importa quiero ayudarte, sé leer muy bien los labios, así que si ya no tienes voz nos comunicaremos como podamos, no será un impedimento mi falta de idiomas, lucharé por conocerte y por sacar adelante todas tus carencias. Si realmente me conocieras sabrías que hasta este momento he luchado por hacerlo de la mejor forma que conozco, siempre pensando en que estarías bien, pero lo siento, casi siempre me equivoco, casi siempre dudo lo que tengo que hacer, por eso no me vendría mal que me repitieras las cosas mil veces, de esa manera no se me olvidaría qué es lo que tú quieres hacer, puede que me importe, puede que no . . .

viernes, 19 de julio de 2013

ME PREOCUPA

Vuelve a mí el dolor,
el daño ya caducado,
como si fuese algo imperecedero
a punto de volver a nacer.

Por mi cabeza despega el  trabajo,
el tormento, las derrotas, 
todo lo que no he conseguido. . .

Sé que más de una vez hice mal
y lo volvería a hacer aún sin entender 
por qué lo hago.

Solo hay una conclusión:
Soy así, y así muchas veces me han dicho 
que me quieren.

Lo que me preocupa es 
no quererme a mí mismo de esta manera.

domingo, 30 de junio de 2013

SE SIGUE REPITIENDO

El asfalto se ha podrido,
hay humo entre las ranuras de la acera,
ya no van en busca de agua las aves,
sino que ahora son los polluelos
quienes se parten en dos por compartir el hambre.
Aquí no hay avisos,
hay monstruos malolientes por todas partes,
en cada esquina una barricada salvaguardada
por el miedo de un fusil,
de una alarma que no suena.
Es la realidad,
momentos de locura efímera.
Avanza suave y sigiloso
o sal corriendo a la primera,
quien cree en ti siempre acaba desconfiando.
¿Qué importa a quién servir?
Si huyes hazlo y no te arrepientas,
en la historia ya hay demasiados cobardes.

domingo, 2 de junio de 2013

LA FORMA DE LAS NUBES

Se asemejan las nubes a cerebros podridos,
llevados por el viento,
infinitas formas,
el mismo sabor,
los mismos gestos,
diferentes miradas.

Las palabras se han consumido
y a este lado del puente alzamos la voz,
gritamos si hace falta contra nosotros mismos,
nos dibujamos de color azul 
y vemos brotar del fango actos de fe.

No existe el tiempo, 
no existe la luz 
pero hemos creado el fuego,
nos han roto la espalda, 
las manos, las piernas,
nadie vale nada.

La tierra nos posee,
lo común esta conjugándose con lo desconocido
y creyendo que hemos caído
nos volvemos a levantar.

Huele a aceite en polvo,
¿Dónde hemos de buscar la verdad?

El verbo creer se está quedando sin argumentos,
la razón apenas quita el sueño 
y un ejército de molestias viene a conquistarnos.

Antes parecían ser los mismos que no son,
ahora nosotros somos quienes éramos.

martes, 7 de mayo de 2013

NO ES TAN FÁCIL

Tantas cosas que terminas callando simplemente
por miedo a obtener la respuesta que ya sabes,
debes hacer frente a la verdad tal y como es.

Hace tiempo que no sirve de nada dar rodeos 
a la conciencia, las excusas se inventaron antes
de que tú y yo llegásemos a este mundo,
pero sigo sin poder decirte todas las cosas que me gustaría
obviar de tu persona, es decir, no haber conocido de ti.

Cuando me cuestiono si realmente haberte conocido
es fructífero para mí, no sé qué responderme,
pero claro, cómo voy a dirigirte esa pregunta.
Casi siempre ando modificando mis miedos por ocultarme
a mí mismo la verdad,
¿sabes lo difícil que se me hace dejar la mente en blanco?

Me gustaría quedarme solo en el mundo,
que un gramo de paz se posara por encima de mis ojos 
y al verme parpadear me dijera que jamás volveré a abrirlos.

Repito que es difícil llevar una vida encima de un bote
mirando desde lo lejos la isla que te vio nacer,
al menos creo que de algo me siento convencido,
de que sé que quererte me ha llevado a esta situación,
no vale verte pegada a mi cuerpo
y ver cómo abres la boca para preguntarme cualquier cosa.

Ahora no, ahora duerme como yo intento hacerlo y déjame ilusionarme
pensando si todo esto que me pasa y me callo mañana cambiará.
No puedo reflexionar y llegar a ningún tipo de conclusión,
necesito cultivar esta situación el tiempo que ella quiera,
que me maneje a su antojo y una mis brazos con mis piernas
como fuertes raíces de sauces. Aquí te dejo por hoy, por el 
tiempo que quizás tarde en terminar mi poema.

miércoles, 24 de abril de 2013

TRES DÍAS

De haberlo sabido no hubiese llorado desamparado 
sin ver ningún tipo de consuelo cerca,
ni hubiese reído a carcajadas
aun manteniendo las lágrimas en el rostro,
simplemente hubiese destrozado todo a mi alrededor
con cierta sencillez y delicadeza,
pero opté por la prudencia
y desperté al lado de cualquier persona que no conocía,
como casi nunca me sucedía.
Me frote la cara,
vi que estaba en lo cierto y reaccioné,
aullaron todos los males y un profundo bostezo
me hizo respirar profundo,
mi cabeza dejó de pensar y de verdad que conseguí
mantener la mente más de un segundo en blanco,
pensé que solo hacía tres días que había pensado en
destrozarlo todo, quizás fuesen dos o uno o ninguno
los momentos que no pude controlarme.

lunes, 15 de abril de 2013

MARINA

Ves como llegan hacia ti recién bajados del barco
los combatientes que vienen de la guerra,
el protocolo te obliga a darles la bienvenida
aunque bien sabes que es tiempo perdido,
ya que lo que ellos quieren es ver a sus familiares,
padres, madres, hijos, novias, amantes, perros y gatos.
Después de la charla correspondiente y de condecorarlos
como bien se merecen con una mierda de medalla te diriges a ellos,
más personalmente, no a todos, uno a uno
para informarles que a sus mujeres se las han follado
varios de los altos cargos de la marina,
que sus hijos coquetean con la droga
y son cuidados por otros hombres que ni si quiera conocen,
y también que sus mascotas están enterradas en la cuneta de camino a casa,
¡Gran hijo de puta! me dicen, y yo les pregunto sin ánimo de ofensa
¿no es mejor saber la verdad?
¿para qué te ha servido tanta lucha?

miércoles, 3 de abril de 2013

EL AGUA

El agua se agita mal comendador sobre 
las sombras fúnebres de los olvidos,
todo lo que nos llega nos hace olvidar lo anterior,
será que tanto tiempo recordando no tiene sentido,
la vida debería tener algo más que la muerte por fin,
la duda que anda por encima de nuestras cabezas
sabe cómo hacernos dudar, en ocasiones de una 
forma bastante puta el recorrido de una mariposa
no alcanza las veinticuatro horas de vida,
¿qué tiene la muerte que es la única cosa que todo el mundo conocerá?

domingo, 24 de marzo de 2013

LAS 19:34H

Se quedó con el reloj de arena sin sus preciados granos,
allí estaba sentado solo en el viejo sofá de su casa,
hacía tiempo que la puerta no se abría y el teléfono no sonaba.
Aprovechó para abrir su viejo cuaderno de notas, 
eran las 19:34 horas en el reloj, 
tranquilamente releía los escritos de su etapa como veinteañero, 
florecían esos sentimientos que tanto tiempo llevaban apagados, 
pronto comenzó a sollozar, así qué decidió cerrar el cuaderno 
y devolverlo a aquel desván de la entrada de casa,
buscó su agenda de contactos,
con delicadeza limpió el polvo que se sentía por encima, 
miró su interior, estaba totalmente en blanco, 
pensó que la tinta se habría ido debido al tiempo que llevaba sin uso.
Volvió a sentarse en el sofá. 
la televisión era vieja y ni siquiera se encendía,
le habían despedido de su trabajo como zapatero 
y apenas le quedaba un año para la jubilación,
volvió a mirar el reloj y se dio cuenta de que era la misma hora,
se recostó en el sofá y se quedó dormido,
pasaron unas horas hasta que se despertó,
tenía el estómago totalmente vacío
el reloj seguía marcando las 19:34 horas.

sábado, 16 de marzo de 2013

EN BAJITO

Susúrrame y rómpeme los oídos
con todo aquel saco de palabras
que nunca te conté y ahora
bien sabes lo que quería decirte.
A veces es mejor no decir nada,
como en aquella ocasión que dejaste
de preguntar por miedo a lo que tenía que decir.

No sé como pedirte perdón en este lado de la vigilia.

En estos momentos lo que tengo
es debido a las decisiones que tomé,
hay algo repitiéndose parecido
a lo extraño del pasado y nada
de lo que vivo quiero que me suceda,
sé que me has perdonado lo que siempre tuve callado,
yo aún no lo he conseguido.

martes, 19 de febrero de 2013

COMO SIEMPRE

Como siempre reprimido al pasado,
con cosas que no sé y que encima
se molestan en echarme en cara,
ninguna lógica debería existir,
prefiero ser un triste a ser alguien
que mira por encima de sus dolores,
no acepté nunca bailar el agua de los mares,
soy yo mismo quien gestiona mis nervios,
y calcula lentamente el periodo de exposición,
un leve viento se interpone en mis neuronas,
me impide recordar con exactitud si fuiste
tú quien levanto mis párpados aquella noche,
pensaba en mis cosas buscando un ápice de calma,
hoy sé que como siempre la felicidad, no ha venido a buscarme.

martes, 5 de febrero de 2013

CUANDO NO NOS QUEDA OTRA

He oído cosas alrededor de los patíbulos,
dicen que en lo más profundo del silencio
el ruido se certifica por sí solo,
que nadie afirme si la verdad existe,
¿por qué han decidido que tienen que matarme sin 
ni siquiera darme una mísera opción para
ahorcarme a mí mismo?
Yo nunca luché en contra suya,
prefería dejar mis ideales
a un lado para poder acompañarte
en tus últimos suspiros.
No me creíste,
para ti siempre fui un perdedor y un
vendido a los ideales de otras personas.
Seguí fielmente la manera que tenías 
de odiarme, a veces me decías que un 
ápice de mi piel te daba la vida,
más tarde me di cuenta de que ponía
mis pensamientos sobre los tuyos,
pero míranos ahora, estamos en una
habitación con dos horcas, amándonos
como nunca lo habíamos hecho, 
¿será que no tenemos otra opción?

miércoles, 23 de enero de 2013

POR CIERTO

Si la desesperación, la soledad,
la tristeza y el olvido te llevan
a la muerte, no te concedas 
la oportunidad de no hacerlo,
porque habrás tenido miles de ellas.
No tengo la suerte de coincidir
profundamente con las anteriores,
pero sí el don de la paciencia,
para esperar encontrarme un día 
con una oportunidad sin tiempo de espera.

domingo, 6 de enero de 2013

COSAS QUE PASAN

A ti, que sé que no me lees, 
pero que un día por la noche
y desnudo sobre las frías
paredes de tu casa de alquiler
me diste el mejor de los consejos sin 
hablar y sin escribirlo en un papel.
Yo me limitaba a intentar dormir mirando la canción
que había escrita en tu cuarto.
Qué casualidad que pocos días después 
me volvió a pasar lo mismo,
pero esta vez me dormí enseguida.

EN TU TRABAJO

He pasado por tu trabajo,
la cuestión es que no sabía
que trabajabas en un supermercado,
ni siquiera sabía que trabajabas
y bueno hasta hoy no te conocía,
ya te conozco, es un paso,
el siguiente paso a sido preguntarte si vivías en mi ciudad,
lo que no esperaba es que te fueras sin contestar
y que a la salida del supermercado me estuvieses esperando,
te montases en mi coche,
y me dijeses que a partir de hoy viviríamos juntos hasta siempre.

Menuda locura, no sé nada de ti,
solo que tienes un lunar en la mejilla derecha muy pronunciado
y que hasta hoy trabajabas como reponedora
en un supermercado cercano a mi casa,
yo te llevo conmigo, no tengo problema,
pero te has pensado que estarás conmigo por siempre.