miércoles, 23 de enero de 2013

POR CIERTO

Si la desesperación, la soledad,
la tristeza y el olvido te llevan
a la muerte, no te concedas 
la oportunidad de no hacerlo,
porque habrás tenido miles de ellas.
No tengo la suerte de coincidir
profundamente con las anteriores,
pero sí el don de la paciencia,
para esperar encontrarme un día 
con una oportunidad sin tiempo de espera.

domingo, 6 de enero de 2013

COSAS QUE PASAN

A ti, que sé que no me lees, 
pero que un día por la noche
y desnudo sobre las frías
paredes de tu casa de alquiler
me diste el mejor de los consejos sin 
hablar y sin escribirlo en un papel.
Yo me limitaba a intentar dormir mirando la canción
que había escrita en tu cuarto.
Qué casualidad que pocos días después 
me volvió a pasar lo mismo,
pero esta vez me dormí enseguida.

EN TU TRABAJO

He pasado por tu trabajo,
la cuestión es que no sabía
que trabajabas en un supermercado,
ni siquiera sabía que trabajabas
y bueno hasta hoy no te conocía,
ya te conozco, es un paso,
el siguiente paso a sido preguntarte si vivías en mi ciudad,
lo que no esperaba es que te fueras sin contestar
y que a la salida del supermercado me estuvieses esperando,
te montases en mi coche,
y me dijeses que a partir de hoy viviríamos juntos hasta siempre.

Menuda locura, no sé nada de ti,
solo que tienes un lunar en la mejilla derecha muy pronunciado
y que hasta hoy trabajabas como reponedora
en un supermercado cercano a mi casa,
yo te llevo conmigo, no tengo problema,
pero te has pensado que estarás conmigo por siempre.