domingo, 6 de enero de 2013

COSAS QUE PASAN

A ti, que sé que no me lees, 
pero que un día por la noche
y desnudo sobre las frías
paredes de tu casa de alquiler
me diste el mejor de los consejos sin 
hablar y sin escribirlo en un papel.
Yo me limitaba a intentar dormir mirando la canción
que había escrita en tu cuarto.
Qué casualidad que pocos días después 
me volvió a pasar lo mismo,
pero esta vez me dormí enseguida.

1 comentario:

  1. A pesar de las fechas, hoy en la noche refrescó.

    Es verano, y pocas son las ropas que cubren mi cuerpo: una simple camiseta y uno pantalones cortos…sin zapatos…El poco aire que entra por la ventana me acompaña y me anima a escribir algunas palabras y algunos recuerdos…Aunque sean sin sentido o con demasiado de éste…

    Es verano, y parece ser que es más fácil encontrar momentos agradables en los que dejar de pensar y tan solo disfrutar…
    Tumbada bajo el Sol absorbiendo sus rayos. O tumbada bajo la luna, mirándola, disfrutando de su calma. Sobre la arena. Sentada en una silla con los pies descalzos. Rodeada de gente o no. Desnuda sobre una cama tras una noche entrañable. Viajando en el coche mientras observas el paisaje. Un cigarro apagado y el perro correteando a tu alrededor. Una canción que te rompe a bailar o te obliga a quedarte en calma. Una conversación. Una mirada pícara. Una sonrisa, o unas risas. Momentos de complicidad. Un abrazo…o un beso. Una copa rodeada de los tuyos…un brindis. La espera. Lo que vendrá…lo que ya pasó. Fotografías. Textos viejos y nuevos. Aprendizajes. Amigos, compañeros, nuevos ojos. Planes. Largas noches. Cortos días. Juegos. Un libro. Reencuentros y despedidas. Debates. Escuchar sin hablar. Caminar. Una película. Un viaje. Un concierto. La montaña…el mar.

    "No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió"

    ResponderEliminar