domingo, 6 de enero de 2013

EN TU TRABAJO

He pasado por tu trabajo,
la cuestión es que no sabía
que trabajabas en un supermercado,
ni siquiera sabía que trabajabas
y bueno hasta hoy no te conocía,
ya te conozco, es un paso,
el siguiente paso a sido preguntarte si vivías en mi ciudad,
lo que no esperaba es que te fueras sin contestar
y que a la salida del supermercado me estuvieses esperando,
te montases en mi coche,
y me dijeses que a partir de hoy viviríamos juntos hasta siempre.

Menuda locura, no sé nada de ti,
solo que tienes un lunar en la mejilla derecha muy pronunciado
y que hasta hoy trabajabas como reponedora
en un supermercado cercano a mi casa,
yo te llevo conmigo, no tengo problema,
pero te has pensado que estarás conmigo por siempre.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario