sábado, 16 de marzo de 2013

EN BAJITO

Susúrrame y rómpeme los oídos
con todo aquel saco de palabras
que nunca te conté y ahora
bien sabes lo que quería decirte.
A veces es mejor no decir nada,
como en aquella ocasión que dejaste
de preguntar por miedo a lo que tenía que decir.

No sé como pedirte perdón en este lado de la vigilia.

En estos momentos lo que tengo
es debido a las decisiones que tomé,
hay algo repitiéndose parecido
a lo extraño del pasado y nada
de lo que vivo quiero que me suceda,
sé que me has perdonado lo que siempre tuve callado,
yo aún no lo he conseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario