miércoles, 24 de abril de 2013

TRES DÍAS

De haberlo sabido no hubiese llorado desamparado 
sin ver ningún tipo de consuelo cerca,
ni hubiese reído a carcajadas
aun manteniendo las lágrimas en el rostro,
simplemente hubiese destrozado todo a mi alrededor
con cierta sencillez y delicadeza,
pero opté por la prudencia
y desperté al lado de cualquier persona que no conocía,
como casi nunca me sucedía.
Me frote la cara,
vi que estaba en lo cierto y reaccioné,
aullaron todos los males y un profundo bostezo
me hizo respirar profundo,
mi cabeza dejó de pensar y de verdad que conseguí
mantener la mente más de un segundo en blanco,
pensé que solo hacía tres días que había pensado en
destrozarlo todo, quizás fuesen dos o uno o ninguno
los momentos que no pude controlarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario