viernes, 28 de febrero de 2014

ES PARA VOSOTROS

Me arrepiento de todo,
de nada, 
de ser yo y tú a veces,
de pensar por ti en ocasiones,
de creer que lo sé todo,
que no se nada,
confundirme y aprender
con vosotros,
nacer, vivir, morir,
ser tú,
ser yo,
ser nosotros,
unirse,
miraros y deciros que sí,
deciros que no,
llevarnos siempre la contraria.

Sé como tú eres,
ahora no vengas a decirme que quieres cambiar,
luchemos,
escribamos de nuevo un
cuaderno en blanco,
dejémoslo sin rellenar si 
es necesario pero,
aprendamos al menos a conocernos.

Nadie es igual a ti,
la diferencia
pudiera ser la palabra más 
dulce del diccionario si no existiera olvido,
miremos nuestras caras,
somos todos diferentes,
algunas coincidencias sí, 
pero si lo deseamos ningún denominador común.

Sufres y ahora mismo no sabes que hacer,
¿cuantas dudas nos han conducido al error?
¿cuantos contratiempos nos han llevado a conocer aquello con lo que no contábamos?
hazlo, hazlo aunque solo sea por ti,
más antes que después uno se encuentra solo,
no se reconoce a si mismo y decide marchar,
es tu momento,
o no,
quien sabe,
estoy leyendo,
volviéndome loco,
pero cerca tuyo,
me escuchas, 
al menos alguna vez me dijiste:
“te he leído”
agradecemos a veces sin querer,
como por inercia,
como cuando dejo de leer
y empieza otra cosa,
aquí,
en mi casa,
en la calle,
cuando estoy contigo,
juntos,
a solas,
esto sigue
y egoístamente prefiero 
teneros conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario