domingo, 9 de febrero de 2014

LO DESCONOCIDO

Has hablado conmigo sin preguntarme nada,
¿cuanto tiempo llevas así?
me has llamado para decirme cuatro cosas que te importan solo a tí,
cosas que ya me sé, ya he entendido tu adicción a la dictadura del reloj.
Y de mi que? Has pensado cuanto tiempo llevas sin decirme un que tal?
Sin ni siquiera llamar a la puerta de mi casa a recoger tus pertenencias.
Intento no tener miedo a mirarme por dentro pero mi piel se parece a la tuya,
me apuro y sigo con el día a día apenas pensando que puedo cambiar.

Solo cuando la presión agobia mi cuerpo me preocupo y decido marchar,
me dices que el verbo saber es totalmente falso,
que no sé conjugarlo,
por eso no llego a comprender que te he hecho o que debo permutar
para poder andar dentro de mis tripas.

Te duele lo mismo que me duele a mi pero no al mismo tiempo,
hay un antes y un después para el presente que se vive,
un antes rancio y duradero, un futuro dudoso y problemático,
aleatorio, así como las palabras que me intentas decir y no entiendo.

Quisiera poder decir que sé que te entiendo, que me comprendo yo mismo,
comunicarnos con los ojos cerrados sin dar explicaciones, 
Eso es lo creo, lo que sé, tendrá siempre lugar a dudas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario