domingo, 27 de abril de 2014

DIJISTE QUE NO

Gabriel G. Marquez:
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.


Parece que ha llegado el momento,
la brisa se esconde tras el viento,
las luces se han apagado
y no hay rastro de las ondas que dibujaron miles de formas en el cielo.
Hay un niño que se agarra
a la piernas de su madre,
donde detrás de ella no existe miedo
o dolor que pueda con el.

Agárrate a mi y deja que suene la música,
deja que la letra o el sonido entre dentro de nosotros,
pocas cosas pueden hacerte llegar tan lejos,
o ten cerca de ti que acabo de intentar explicarte lo que no sabes.

Supongo que dentro del pozo
el agua esta fría, tan fría como mil
mareas cerca del desierto de tus brazos.

Bailas bajo el infierno de los paraguas que intentan abatir este poema,
que libran las mil batallas que hemos ganado
y sobre las otras mil que perdimos.

A veces dudo sobre si el verbo saber será cierto,
dudo de si mezclando las palabras
podré construir tal fortaleza que consiga llegarte.

Hemos crecido mirando al lado que queríamos,
ahora mismo estamos, en el que no queremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario