domingo, 22 de junio de 2014

APENAS NOS CONOCEMOS

Apenas nos conocemos,
pero algo me acerca a aquella playa en la cual nos quedamos mirándonos,
no hay rastro de aquella mirada de infantil,
ni del aquel agua inmaculada que baño nuestros tobillos mientras
vi tu espalda dirigiéndose al principio del paseo,
Puede que este día sea diferente, puede que me interpretes y vuelvas a mirarme, puede que no,
Ahora yo soy un chico normal
que ha perdido su inocencia y busca algo por lo que sentir,
sentirme ocupado y que pase este día, que pase este día tan nublado entre tanto ocaso,
un chico y una chica que se encontraron y decidieron marchar,
Puede que este día sea diferente, puede que me interpretes y vuelvas a mirarme, puede ser que todo ocurra,
Sueño que estoy soñando y cogemos nuestras manos,
ya sabemos que nos miramos, y actuamos sabiéndolo,
parece como si nos conociéramos de siempre, sabes como besarme y actúas de tal manera
que haces ponerme nervioso, mis piernas tiemblan pero sigo tu beso como intentando recuperar
la vez que decidiste marchar,
si yo pudiera dejar de ser yo mismo y actuar como debiera no sería yo, y en definitiva no seríamos nosotros.
Puede que este día sea diferente, puede que me interpretes y vuelvas a mirarme, puede siga soñando,
No hace falta que nadie me diga lo que tengo que hacer contigo,
sé muy bien como sacarte una sonrisa, como hacer que me sientas cerca,
abrigarte cuando duermes, darte ánimos y minimizar los problemas,
se muy bien como te despiertas y lo que necesitas cuando te falta el aliento,
es tan bello poder darte la mano cuando caminas sola, o decirte que te quiero y que mi voz te llegue allí donde estés.
Tú me pediste que yo fuera, y yo acudí sin pensar en nada, porque pensar demasiado nos hace errantes
Hace tiempo que no escribo en mi diario, en todas aquellas cosas que nos acompañan desde la infancia, pareciera como si los recuerdos mantuviesen en pie algunas vidas, y nuestras visas se han mantenido desde que no nos dijimos adiós, porque a veces no solo son las despedidas lo que nos acercan a nuestro destino, tanto tiempo imaginando tu pelo y viendo en mi espejo el viento que aquella tarde nos acompañaba
Tú me pediste que yo fuera, y yo acudí sin pensar en nada, porque pensar demasiado puede acabar con nosotros,
Sigo soñando con aquel chico que soñó que escribía,
y me acerco a ti ahora de frene, puedo ver tu mirada fija en mis ojos,
no hay nada más cercano a aquello que este momento,
un momento de calma y paz, un momento como no es este mundo,
cuéntame las cosas que quieras, para que algún día yo pueda decir:
las cosas que tú me dijiste y yo no conté, es bonito este sueño,
es bonito sentir de nuevo como coges mis brazos aunque ahora solo puedo ver tu espalda marchar y tu pelo hondear el viento que sopla
Tú me pediste que yo fuera, y yo acudí sin pensar en nada, aquí estoy aunque marches y aquí volveré cuando me pidas hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario