domingo, 22 de junio de 2014

ME ACABABA DE DESPERTAR

Dedicado a mi sobrino Hugo por su primer año de vida.

Abre mi puerta y siéntate junto a mi,
no hace falta llave para entrar a conocerme,
siéntate de frente para que pueda ver tus ojos, 
de espaldas para leer tus torturas,
dime que en el fondo no te sientes bien del todo,
que creías que esto sería otra cosa, 
te molestan algunas de las cosas que antes te divertían,
ahora algún recuerdo te duele debajo del agua,
no es fácil sumar el olvido a las voces
que te dijeron ven aquí, ven aquí y siéntate junto a mi,
justo a mi lado, para que pueda ver tus ojos,
de espaldas para que pueda leer tus entresijos.

Fácil, son las cosas que no se piensan,
pero me toca discurrir, calcular la raíz
de un problema sin solución,
por mi parte no hay respuestas a las cosas
que tanto me hacen sentir en otros momentos,
ayer mismo pensé en si todo tuviese solución,
y fui al baño a lavarme la cara para quitarme esa idea,
me acababa de despertar, empezaba un nuevo día,
un nuevo caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario