sábado, 1 de noviembre de 2014

DESPUÉS DE UN POEMA

La página que nunca se debió romper,
la que hace estallar el todo pasado,
el inexistente presente por el que suspiras,
las palabras que le faltan a nuestro libro.

Consumir lo que ya se gastó 
es un fruto desesperado y caduco,
es el peaje del daño por el que hay que pasar,
no me leas, no me escribas,
no hagas nada por lo que pueda volver atrás,
hay equivocaciones que no tienen el significado 
exacto del diccionario.

Antes de que rompieses las páginas de mi libro
ya lo había hecho yo, si fuese posible
deberíamos preguntar antes de actuar,
pero ¿hay algo más bonito que
confundirse y rectificar?

Pudiera ser vivir y disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario