domingo, 6 de diciembre de 2015

CADA DÍA APRENDEMOS A SEPARARNOS

Mis manos se han caído,
con ellas en el suelo he derribado muros imposibles,
he conseguido verte estando yo decapitado,
me he escuchado a mi mismo dentro de lugar más recóndito de la tierra,
he podido oler el sueño eterno y cuando lo hice,
me comí en mundo entero, solo yo estaba sano.

TODOS LOS DIAS

Todos los días creemos
y sobre todo imaginamos cualquier tipo de cosa
que no ocurrirá jamás.

La vida es demasiado corta, 
y a veces más corta de lo normal por intereses propios,
pero es tan maravillosa la imaginación
que sin ella no seríamos animales.


ALGUIEN GRITA HAZLO

No sabemos bien que hay dentro de nosotros,
dentro de nosotros no hay nada y lo hay todo,
hay alguien que grita hazlo y otro que grita para.

Hay un siempre que quiere lo contrario a lo que tiene.

Perpetuamente hay un espejo que te recuerda
que te estas haciendo mayor de una forma horrible,
que lo que quieres esconder es lo que eres,
y eso es lo que hay dentro de nosotros.

BUSCARÉ

Buscaré todas las apuestas que he perdido,
el daño causado,
a quien he decepcionado a consciencia e inconscientemente,
a los que ya no creen en mi por méritos propios 
y a los que perdí a primera vista,
a nosotros, también lo haré en un futuro quien sabe si lejano y justo.

Buscaré todas las causas de los procesos 
que hacen de mi a veces una persona desordenada,
y cuando me ordene y de sentido a todos los procesos,
seguiré buscando quien sabe qué, como y cuando.

POR LA PUERTA TRASERA

Ahora qué no estas y puede qué nos hayamos rendido
al placer que da vivir al otro lado de lo que uno hace
y no sabe y tampoco saben los demás,
tengo la tentativa de creer que una fuerza poderosa
me posee, te posee, pero no es así,
cada día con más golpes somos más débiles que nunca,
no hay fuerza que sujete los propios instintos
cuando el cuerpo es el que manda.

miércoles, 21 de octubre de 2015

QUIÉN TE DA DERECHO

Quién te da derecho, cuando estás en tu casa,
a contarle a mis plantas que yo ya no estoy allí?

Quién te da derecho a hablar mal de mi cuando
sabes que hubo más momentos buenos que malos?

Quién te da derecho a llamarme solo cuando
te interesa saber alguna tontería?

Quién es quién ahora que vamos
siendo más desconocidos que nunca?

Quién tiene la llave qué cierra la puerta
de mi corazón por dentro?

Quién fue el qué abrió mis besos para siempre?

Dicen que quien algo tiene algo le cuesta,
y lo sigue teniendo aún habiéndolo perdido.

FALTA POR HACER

De qué te vale surcar los mares de este mundo,
con extraños sentimientos y vivencias pasadas,
más te valdría salir a la calle mojada y mojarte tú mismo
de una pizca de sol,
de luna,
herirte arrastrándote por el sonido de las voces
cuando saben doler y volver a casa cansado,
sin querer saber nada de nadie,
ni de ti mismo.

MENSAJE

He lanzado cientos de botellas al mar,
con miles de mensajes dentro,
antes de tirar las botellas
yo mismo me las habías bebido,
luego ellas al verme a mí,
se bebieron todo el agua del mar,
y mi mensaje no pudo llegar a ninguna parte.

martes, 11 de agosto de 2015

SALIENDO DE MÍ

Creí haber recordado algo,
estaba tranquilo,
un ladrillo vino a darme la mano y lo cogí,
metí los dedos por sus orificios y quede atrapado,
como cuando no quieres salir de casa, pues así,
en la vida de los poetas que creen
que pueden escribir un poema que no se vuelva en su contra.

Atrapado, al ver el camino de la miseria que me lleva al lavabo,
frente a mí,
tirando el ladrillo al espejo,
para romper lo antes posible el recuerdo que creí haber recordado,
recogiendo los cristales y pedazos
de cerámica que habían ensangrentado mis manos.
Saliendo de mí, por fin.
Saliendo de mí.

Ya no tenía ningún recuerdo
estaba totalmente plano
pero lleno de heridas,
conseguí sacar a mi mente de su caja de cartón,
volví a mi sitio en el sofá
y usé lo que no me bebí de alcohol
para dejar de sangrar,
me curé por fuera,
por dentro tenía que volver a ser.

A ser, ¿cómo son las personas?
supongo que nuestra misión en la vida es ser,
de la forma o manera que uno tenga,
llevando a lomos el animal que somos,
como cabalgando por el sonido de las voces,
con el pelo al viento,
con los gritos y temores,
con todo lo que tiene la vida,
con lo que no nos falta y pensamos que si,
así somos,
el triste delirio que alguien inventó y nunca lo sabremos.

jueves, 23 de julio de 2015

TE HABLO

Yo te hablo después de cenar,
recostado en una cama nueva,
con unas vistas parecidas a las de la semana pasada.

Te hablo con un cigarro a medias y frente a un ordenador,
te hablo escuchando la canción que hasta ahora no he podido
escuchar en directo, sincero y correcto te hablo desde un hotel,
desde donde una noche más a solas yo mismo trato de cuidarme,
de dormirme y despertarme a la hora que marcará el momento de marcharme.

HE DESEADO APASIONADAMENTE

Me he perdido muchas noches,
lúgrubes, apoyado en la barra de cualquier bar,
apurando la cerveza que no debía pedir
si quisiera pensar con claridad.

He deseado apasionadamente
algunos besos que nunca he tenido,
mirando con ojos sexuales cualquier cuerpo de mujer
en el que encontrarme un nuevo vocabulario,
una cama desordenada,
alguna sonrisa de vergüenza,
imagino una casa fría de alquiler
de la que poder salir con hambre y arañazos.

También he deseado otros besos que he tenido,
que me han servido para creer en el amor
por momentos, esa mentira con la que el
hombre es capaz de ahogarse en sus propias palabras.

He amado por segundos, minutos y durante
horas y días, he querido morirme y matar,
he sentido que cuando me sonreían era
para dejarme marchar,
he querido tantas veces huir de mi
porque pensé que nunca iba a encontrarme,
puede que aún no lo haya echo,
puede que yo también haya mentido
y vuelva a hacerlo tantas veces como pueda,
puede que en la vida solo tengamos una oportunidad
y estemos dispuestos a perderla,
puede ser que cuando tú me miras
y me hablas me estés mintiendo y yo pensando
que me dices la verdad te mienta.

PARTE 2 - DE ALGO

No sé muy bien qué hacer, empiezo a repasar algunos audios anteriores y no me aparecen ideas, esta vez la televisión está encendida, y la apago.

Son las 21:15 horas, suenan buenas teclas de piano para ponerme a escribir, al no haber encontrado ideas en mis anteriores apariciones empiezo a buscar dentro de mí y pronto me viene algo a la cabeza que pensé hace dos días.

Dicen que si crees que algo es bueno y lo olvidas, es que realmente no merecía la pena escribirlo, esto que ahora diré aún no se me ha olvidado, es una tan solo la frase que puede acunar dos sentimientos muy fuertes que ahondan dentro de lo que soy, hay cosas que realmente no se pueden decir para no hacer daño y poco a poco van quedando en el olvido y lo aceptas como tal, incluso puedes repetirlo siempre y cuando encuentres la manera de ponerte la excusa necesaria para no verlo tan mal del todo.

La verdad hace daño, y la mentira puede que también, la realidad es lo que estamos viviendo y el futuro es eso que imaginamos pero no sabemos muy bien lo que va a pasar, todo se mezcla y todo se va.

El presente es ahora, ahora mismo, hoy lunes, tarde-noche, música y escritura, leer y escuchar mi interior.

Quería preguntaros, que cosas hay dentro de todos vosotros que guardáis y no decís, o si hay algo que solo guardáis para vosotros, pero no os lo voy a preguntar porque sería demasiado personal y las cosas personales se cuentan en la intimidad como sentimientos que aceleran el paso del motor, que apenas para el rumbo, pero cuando para y respira, nosotros tan solo somos esclavos de los estados de ánimos y emociones que han hecho de nosotros lo que vemos cuando levantamos los ojos y nos miramos.

A mí me gusta mirar y ver las personas por dentro, sentir que puedo ayudar y también ver el reflejo de lo que soy en otros ojos, porque no hay nada más bonito que compartir si lo que no quieres es verte dentro de la soledad más absoluta.

Quiero decir algo de forma que nadie me pueda entender por si duele, quiero decir algo de forma normal pero no puedo, algo que a mí me duele, pero puedo escribir que lo que quiero decir es que hay algo que cambia, que genera una turbina y hace fuerza a favor del agua, a favor de la generación de las personas que como personas son normales, pero como sentimientos son más débiles que otras.

¿Cómo se guardan los últimos momentos de la penumbra? ¿Quién decide por mí las imágenes que puedo decir: las tengo guardadas? ¿Qué vida tiene la nube que seca la ropa que ayer tendí? ¿Qué preguntas serán las que respondan las dudas que tendré? ¿Qué es lo que el humano necesitas para ser feliz?

Está claro, no todos somos iguales, hace tiempo aprendí que cuando más lógico se me hacen las cosas más difíciles alguien las puede tomar, porque yo veo este texto fácil de leer, pero difícil de entender e incluso ilógico la frase que comencé anunciando y aún no he dicho.

Esto está hecho aposta, quiero decir que, he dejado para el final lo que quería poner en el principio, pero qué más dará, si puedo darte un consejo, es decirte que la vida esta para probar.

Tú sonrisa contra tus lágrimas, esa es la frase, pero no es la misma persona y tengo cuestiones que guardar, dos personas diferentes que no se conocen y ahora tienen que luchar. Eso era, tú sonrisa contra tus lágrimas, eso es, eso era, punto y final.

PARTE 3 - DE ALGO

Nueve menos veinte de la mañana, son días de amanecer temprano, pero aún así cuando salgo del garaje aún aparece la luna dando los buenos días, buenos días Jorge, bueno días, estoy cansado, pero es lo de siempre, supongo que dentro de un rato estaré mejor.

Abro el coche, meto la llave y arranco el motor, por fin salgo, no acostumbro a ir tarde pero realmente no me apetecía madrugar.

Pongo la radio, voy buscando un dial para dejar la mente en blanco, alguna donde hablen poco y pongan música normal, salgo de la ciudad y entro en la autovía, parece que no pero esta carretera tiene miles de kilómetros, hace apenas un año y en sentido contrario atravesé cinco países, pero en esta dirección solamente puedo llegar a uno y después de él, tan solo hay agua, más agua y más países, más mundo en definitiva, la tierra que gira alrededor del sol y mucha gente no lo sabe.

Continúa mi viaje, voy mirando los coches que adelanto, mucha gente viaja sola, como yo, en realidad hay muchas personas que a lo largo del día pasan más horas solos que con gente, pero no se sienten solos, también uno se puede sentir solo con gente alrededor, en definitiva la vida al revés, cuanto más normal para alguien más diferente para los demás.

Se me perdió el dial, hace tiempo que se debió perder porque justo acabo de salir de un túnel medianamente largo, en que iría pensando, justo es eso, el mantener la mente en blanco, sería eso de lo que quería hablar!!!, cuando me senté a escribir.

¿Se puede mantener la mente en blanco? ¿Se puede no pensar en nada? ¿Se olvidan los problemas cuando tu mente no es tu mente y tú solamente puedes mirar y nada más?

Freno, hay un radar, el coche no es mío, probablemente por eso vaya un poco más deprisa de lo normal, por eso y porque ahora me estoy dando cuenta que llego algo tarde, y qué más dará, cuando llegue bien recibido seré y si no pues tampoco es que me vaya a preocupar mucho, gracias a dios apenas tengo preocupaciones, y es probable que sea porque mantengo mi mente en blanco más de lo que yo pueda llegar a imaginar.

Mérida, 68 kilómetros, mira ahí voy, ¿otra vez sin pensar en nada? Anda eso no puede ser, no debo coger el movil mientras conduzco pero lo hago, lo dejo enseguida y paro, es hora de hacer una parada, un refresco es suficiente para activarme y volver a ponerme en marcha.

Llegué al destino, aparco, apago el motor y me pongo a pensar en las cosas que tengo que decir, ahora realmente estoy pensado en lo que voy a hacer, ¿Qué es lo que he pensado hasta ahora? Como otras tantas cosas dan igual, pero me había preocupado por ello, por eso escribí este relato y le termino pensando como siempre que hay que poner final a todo, un final bueno o malo, pero es el que es.

TIEMPO AL TIEMPO

Tanto tiempo de cambios y nada cambia,
cambió algo ayer, y algo que dejamos para mañana.

Puedo escribir lo que quiera, a eso me enseñaron,
a separarme, para tener que empezar algo.

Aprender a dejar de lado, a ti, a mí, a quien yo pueda,
porque quien no quiere, tan solo tiene espera.

Casi todo es evitable, pero ya lo tenemos hablado,
dame la mano en este paseo, ¿tú te lo has preguntado?

Un día como hoy, donde trasegando mis propios
registros me encuentre, tú inflamaras lo que más
quieras, sea o no cerca de este puente.

No recuerdo lo lejos, lo fuera, lo cerca, lo dentro
que te siento, cuando yo soy yo como ahora,
desearía dormirte con un cuento.

Y apareces desnuda en mi imaginación,
te he desnudado tanta veces, que justo eres como pareces.

He intentado cambiar algo, aún sigo creciendo,
soy siempre un niño cuando te miro en mi espejo.

Ya no escribo lo que pienso, ni lo vivido, si no lo que soy.

Cuando salga de este poema, yo seré las letras que lo han escrito,
ni pensamiento, ni vida, solo letras, las que me valen para verte
cuando no estás y te recito.

Y SUENA Y SUENA LA MÚSICA - CANCIÓN

Ha pasado el tiempo,
se ha consumido tu reloj de arena,
la realidad no es otra cosa si no, lo que estás escuchando,
y quizá quieras cambiar de música,
pero no hay botón, ni orden que lo haga.

Ha pasado el tiempo,
yo consumo el sol a mi antojo,
a sabiendas que después de acertar la puerta se cierra,
porque no hay protector que valga
cuando te han quemado el cuerpo,
cuando lo que antes era un par ahora son cenizas
y sentimientos.

Y suena y suena la música,
y me hacen esconderme,
y me despierto soñando que duermo plácidamente.

Allí, en tu otro lado,
en su lado opuesto,
es donde las cosas duelen
pero es el dolor la única solución que tienes.

Si al entender lo que me pasa me calmase,
sería capaz de modificar la música,
de no hacerme caso, y poder poner
un nuevo final a un nuevo fracaso.

Y suena y suena la música,
y hace que me estremezca y no me
consiga dormir porque me faltan fuerzas.

No te resignes a volver atrás,
a encontrar tu pasado,
porque es esta la música,
la realidad, la vida,
el camino, que te lo va a recordar,
cuando lo que tú has querido,
no lo tienes a tu lado.

Y suena y suena la música,
y me voy quedando dormido,
de todo aquello que puedo ser,
y algún día será, lo que hasta ahora no ha sido.

IMAGINANDO EL FUEGO

Es tarde para escribir, 
pero no quiero dejar de hacerlo,
hacer, dejar, escuchar y aprender
a comprenderlo me está costando,
pero ando haciendo lo que me mandan.

Soy todo oídos cuando nada me apetece escuchar
y nunca me tendrás cuando tú quieras venir a verme.

Relájate, respira profundo y crea otro tipo de registros,
ese soy yo cada noche, 
imaginando momentos en los que toco el fuego,
en los que soy yo solo, 
en los que me conozco y no conozco a nadie.
a solas, como cada noche me pongo a pensar.

Ahora imagino una bicicleta que se mueve,
pero las imágenes tienen que ser en parado,
no merece la pena correr sin saber andar,
dar un paso hacia delante y otro hacia atrás 
pasos en los que me conozco y no conozco a nadie
pasos tan débiles que merece la pena dar.

Habrá que intentar dormir dentro de nada,
dejar de imaginar y pasar a la fase del respiro,
en las que tranquilo y habiendo imaginado el 
fuego, la bicicleta y el mar me quedo dormido
sin saber cuándo puedo entrar.

domingo, 22 de marzo de 2015

DEJAR PASAR

Pregúntate cuantas cosas has perdido,
que no has hecho por tantos miedos
sin sentido o sin razón de no saber
de donde cojones vienen.

Ayer estaba mal pero hoy seguramente esté bien
y seguiré estando un rato más.

No somos nadie pareciera que a veces
dejásemos de ser normal y no por nuestra culpa,
aprieta, ahora, déjame sin libertad que yo
procuraré subir a respirar, y aunque nos obliguen
de nuevo a bajar a la profundidad ya tendremos aire
suficiente para encontrar nuestro lugar.

Si, quiero pensar que hoy en día aún queda
gente corriente de esa que saluda al pasar,
que cuando pasa, no hay que sacarlo de la normalidad.

Este mundo no es solo tuyo, no intentes abrirnos
por la mitad que terminarás recibiendo tú propio odio,
ya bastante nos empujan para hacernos tropezar,
no, no, no, yo no voy a dejar de estar porque tú quieras,
yo seguiré escribiendo y usando este medio para
decir que no contéis conmigo, que no os creo,
que la política no es más que puta mierda que no nos
ayuda, que no estás a nuestra lado y que encima tenemos que votar,
no espere que meta un papel inservible por el hueco
de una urna y luego encima tenga que aceptar.

Yo critico y aunque me digan que si no voto
no tengo derecho a decir nada no me importa,
porque puedo decir lo que quiero, porque creo
en la libertad de expresión y en la no gobernabilidad personas como yo, 
que no busca nada más que vivir en paz.

Si, eh, parece que ya has podido con nosotros pero no
es así, seguiremos en la calle con frío, viento y nieve,
que por muchos temporales que pasen yo seguiré gritando
que me dejen mi camino libre, ya aprendí a barrer mi propia
mierda, la mía, mi mierda, pero no la vuestra.

Y no solo lo digo yo porque lo dicen millones de personas,
no tenéis ni siquiera la vergüenza de dar la cara y decir
la verdad, es lo que más me jode,
encima de decirnos que vamos hacia delante no
hacemos otra cosa que ir marcha tras,
pero vosotros tan listos que os creéis ni si quiera podéis verlo,
cuanta lástima tenemos que dar
¿porque tenemos que aceptar sueldos de mierda?
con que tan solo una persona se rebaje,
esta haciendo que se rebajen todos lo demás,
si quieres joderme dímelo a la cara que así
me ayudarás a buscar una solución,
la solución que yo busque, pero no la tuya,
no te calles, venga dime, dinos, que por vuestras bocas
ya nada podemos esperar.

Y CORRO DESPAVORIDO

Y corro despavorido por la colina que me baja hacía el río,
pensando que el fruto de nuestra vida es el fruto de nuestro olvido,
todo esto se ha dado, todo esto se ha hecho por nuestra culpa,
y no hacemos otra cosa que matarnos.

Tengo que dar las gracias por estar en esta vida,
pero yo no estaba antes, 
no fue decisión mía elegir salir en estos años,
todo fruto contiene una semilla y ésta
guarda el máximo esplendor del proceso
realizado desde que no existía hasta que existió,
y existimos y somos la voz de lo que es o ha sido
aliento dentro de un nido, dentro del segundo 
donde el amor es el amor y el olvido ya me lleva hacia la colina que baja al río.

MIENTRAS ESCRIBO TÚ EXISTES

Mientras escribo este poema tú existes,
yo intento llegar a casa cuanto antes para hacer mis quehaceres,
pero cuando al abrir la puerta los muebles no se han movido,
me doy cuenta que mientras tú existes yo escribo.

Mientras yo leo tú existes,
pronto vuelven a dar las ocho y media y suena mi temible despertador,
y apurando el amanecer oigo cosas que no me creo,
me doy cuenta que mientras tú existes yo leo.

Mientras yo ceno tu existes,
me hablas de fondo y parece que te oigo,
creo que de nuevo me regañas y ya ni sé que es bueno,
me doy cuenta que mientras tú existes yo ceno.

Mientras yo creo que hay solución para todo tú existes,
te vas y ni un triste hasta luego,
al volver las noticias auguran una noche de bombardeos,
me doy cuenta que mientras tú existes yo sigo creyendo que creo
que todo tiene solución, por eso lo tiro todo por la borda.

Mientras yo me dedico a mi mismo tú existes,
quiero dar la vuelta a todo antes de ver el principio
saber el final del idealismo,
me doy que mientras tú existes yo me dedico a mi mismo
y no te digo nada cuando me marcho,
será que apenas nos damos cuenta,
que mientras tú y yo existimos nos quisimos.

LLEGA UN DÍA

Y debe ser que llega un día y de repente ya eres mayor,
y ves un montón de personas por la calle más jóvenes que tú,
nosotros que nos creíamos inmortales al tiempo y ahora mira,
se nos han echo viejas las películas que nos enamoraron
y ya no hay rastro de nuestro primer amor.

Aquellos peluches y juguetes con tantas piezas,
todo parecía tan grande y tan lejano,
usábamos medicina sin apenas preocupaciones
y la responsabilidad nadie la entendía,
los juegos, la peonza, las chapas, el escondite
y la verdad ya no están con nosotros,
¿cuando fue la última vez que mentiste?

Tan bonito es recordar que hace que me agobie,
puede que pronto mi vida cambie y tan solo sea un cambio más,
tómatelo con calma, tan solo consiste en respirar, respirar y respirar.

YO NO ME MUEVO

Dicen que pensar a veces nos lleva a la total destrucción,
todos pensamos lo que hemos hecho, a veces demás,
que más dará lo que ha ocurrido y tenga que ocurrir,
ya vendrán los pájaros a decirnos vete o ven aquí.

Que se destruya el mundo por completo,
que todos nosotros no suframos más.
ahora dejará de llorar un niño 
pero lo hará otro,
yo quiero mantenerme bien arriba,
y más arriba para no verme derribar
las hojas del transporte que un día
me ha de llevar cerca de la sucia cama
que debe esperar, se cae la cresta de la ola 
y nosotros con ella nos ahogamos en el mar,
pero a falta de decir que nos hemos caído,
ya escribí que nos volvemos a levantar.

Un día más, es otro amanecer cerca de las rejas
de las ventanas que si dejan pasar el sol,
otro tren y otro avión que traspasan las fronteras
de tus lindes, quisiera irme a cualquier parte a no pensar,
es prioritario poder decir las cosas,
buscar algún hombro donde poderse desahogar,
yo que tú un día contaba todo y a esperar,
a esperar que pasará, pero tranquilo, que pase 
lo que pase, todo esta por pasar.

Si amigo, si te falta un hombro ven aquí,
que no lo diré jamás, no hay nada como 
poderse tranquilizar, tú respira profundo,
tranquilo, yo no me muevo, mirarme  a los ojos,
ya esta, esto se pasa de verdad,
no hay mal que no haga un bien despertar,
los dos solos, el tiempo que necesites,
es verdad el tiempo pasa y tenemos más edad,
pero aunque vayamos cambiando,
nunca vamos a dejarnos escapar,
ya esta, ya esta, ahora a descansar.

Y así se van terminando cualquiera de los sofocos
que nos vienen a despertar, 
me cuesta conciliar el sueño,
me cuesta contar la verdad,
me afloran las veces que me ayudaste
y yo tan idiota sin darme cuenta las deje pasar.

AHORA ES CUANDO PUEDO ESCUCHAR LA VOZ

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar la voz,
justo cuando quien me acompaña
mueve las caderas y empieza a bailar,
a bailar igual que lo hacías tú,
pienso que al final no somos tan diferentes como dicen,
me siento tan ridículo bailando que olvido lo que estaba pensando,
me pierdo en mi poema y vuelvo a empezar de nuevo.

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar tu voz,
tú me hablas, pero yo frente a mi espejo
deseo ver el reflejo de quién fuiste,
pienso en todas las discusiones que nos acercan,
me siento tan ridículo buscando mi yo pasado,
que me pierdo en mi poema y vuelvo a empezar de nuevo.

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar la música,
cuando decido bailar contigo y cantar
todas la canciones que nos van a poner,
me siento tan ridículo que olvido como nos quema
el hielo que nos hemos tomado.

MEZCLA

Escribir y ver a la vez
sin dejar paso al oído,
los órganos no son tan sabios 
como para poder mandar órdenes a tu cabeza
pero deciden por ti.

No hace falta que me cuentes que mis zapatos se desgastan,
no quiero volver a ver al chico que andaba descalzo,
hace poco más de un minuto que la misma sensación 
que tengo ahora me invade por dentro,
por fuera el tiempo va cambiando muy lentamente,
tenemos pañuelos en los ojos que también 
tapan nuestra frente,
tenemos algunas ideas que no decimos
cuando no nos resultan corrientes.

QUIERO COMER

Quisiera cenar todas las palabras 
que en algún momento se han vuelto en mi contra,
morder el aliento de las explicaciones cuando se quedan guardadas,
ahogar dentro de un vaso de agua mis propios dientes,
avisar a mi cerebro de no dar órdenes a mi lengua cuando no se tiene que hablar,
quisiera que como ayer, hoy y mañana algo termine para algo poder empezar.

ALAS

Veo las alas del avión mientras vuelo,
me gustaría no ver nada,
como justo antes de nacer, 
debe ser algo así como ver y ya esta,
nada se asimila supongo,

No me gusta volar, pero lo hago,
lo hago como se hacen las cosas que a uno no le gustan,
quizás sometido a otros, 
en este caso a uno mismo.

Acabo de asomarme por la ventanilla,
y justo una señal me obliga a ponerme el cinturón,
como si de algo me fuera a salvar,
que cosas hacen los humanos,
y yo con ellos, cosas que hacer para matar el tiempo
que no se puede detener.

Estoy dormido arropándome la cara,
como justo antes de nacer.

YO TENÍA GANAS

Yo tenía ganas de amanecer 
rompiendo los pedazos de la piel del ser humano,
vencer la noche y convertirme justo en el momento 
que existe antes de que brote una nueva raíz,

Yo tenía ganas de hablar con el sol,
hablarle despacio, 
contar de cero a diez para que poco tiempo 
después y con calma contarle del diez al cien,
simplemente quería abrasarme en su anden.

Yo tenía ganas de aparecer en la noche,
como cualquier borracho de bar,
prometerte el cielo y no darme cuenta de la verdad,
de que lo qué ahora me quema,
hace poco también se convirtió en poema.

Yo tenía ganas de encontrarme con los vientos
que cambian de dirección, 
ser la promesa del futuro.