domingo, 22 de marzo de 2015

AHORA ES CUANDO PUEDO ESCUCHAR LA VOZ

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar la voz,
justo cuando quien me acompaña
mueve las caderas y empieza a bailar,
a bailar igual que lo hacías tú,
pienso que al final no somos tan diferentes como dicen,
me siento tan ridículo bailando que olvido lo que estaba pensando,
me pierdo en mi poema y vuelvo a empezar de nuevo.

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar tu voz,
tú me hablas, pero yo frente a mi espejo
deseo ver el reflejo de quién fuiste,
pienso en todas las discusiones que nos acercan,
me siento tan ridículo buscando mi yo pasado,
que me pierdo en mi poema y vuelvo a empezar de nuevo.

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar la música,
cuando decido bailar contigo y cantar
todas la canciones que nos van a poner,
me siento tan ridículo que olvido como nos quema
el hielo que nos hemos tomado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario