lunes, 14 de marzo de 2016

ME DISPARÉ


Antes de dispárame a quemarropa
me habían hecho todo tipo de torturas,
yo un simple soldado derrotado en la vida,
sin vestimenta ni zapatos con los que andar,
pero con miles de kilómetros de miedo y mentiras
a mis espaldas, a lomos de algún animal corriente
disparé, he matado apuntando a la cabeza,
sin pensar a quien, ni como, ni porque.

He viajado con pasaportes perdidos,
he robado identidades de papel y cartón,
he tomado trenes de ganado y sangre,
he bebido del reflejo de los charcos con hambre.

Me capturaron por fin,
de frio habría muerto poco después,
me ofrecieron mis últimas palabras,
no las dije, me disparé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario