domingo, 3 de julio de 2016

DISPARA

No recuerdo bien como empezó ese día,
sería otro día de amanecer con pocas ganas de hacer lo mismo de siempre,
con dolor en todo el cuerpo y los ojos totalmente ensangrentados,
supongo que no tendría nada preparado,
nunca lo hago,
siempre lo dejo todo para última hora,
soy de los que cuando te mira de forma directa algo sencillo te quiero decir,
y cuando escribo lo pongo todo mucho más difícil.

Total, me senté allí,
el sitio era mucho más pequeño de lo que había imaginado,
muy oscuro e incluso parecía sucio por algunos sitios,
notaba el aliento de las paredes,
había cámaras y tan solo un periodista,
sabía que sería un poco cabrón conmigo,
como lo había sido todo en mi vida
y como era yo.

Todo estaba preparado pero no hubo tiempo para más,
ten cojones, dispara.


No hay comentarios:

Publicar un comentario