jueves, 23 de junio de 2011

ESCRIBIR AL TIEMPO

Mi página esta en blanco,
hoy el primer día del verano,
el primer día para vivir por detrás del viento,
sin entender cómo se ensaña el sol
contra las aceras de mi cuerpo.

Día 21 de junio 11:00 horas,
la página sigue en blanco,
no hay rastro de mi proveedor de tinta,
solo puedo escribir con los dedos,
en el fondo da igual,
seguramente lo que no escriba hoy
ayudará a que alguien me entienda un poco mejor.

Prefiero comunicarme con la ausencia,
de alguien aprendí a no decir lo que debiera,
a no volver ahí donde ahora que lo pienso dudo que pasó,
ábreme tu armario ya que tienes que cambiar de ropa,
te ayudaré a llevarte bien con las polillas,
ya sabes que son las justicieras del tiempo.

Sigo mirando mi hoja,
me gustaría entender en que estación viven mis documentos,
es posible que ellos no quieran acompañarme
sabiendo que ante este calor mi ventana esta toda la noche abierta.

11:19 horas, claro ahora lo entiendo,
no puedo escribir en mis hojas
tengo que escribir en el tiempo.

domingo, 12 de junio de 2011

VERSOS QUE AYUDAN

Esta rozando la noche mi jardín,
despeina las palabras,
hay fisuras en el borde del papel
y también en el borde de las ventanas,
en las paredes se proyecta la aurora
con una textura de música que crea el milagro,
el éxtasis se palpa en la breve melodía.

Nadie puede respirar ante este dolor prohibido,
roto el diafragma de mi mente,
rota la luz y la mirada,
roto el viento agoniza en lo oscuro de la galería.

Todo se hunde en el barco que sujeta el horizonte,
todo, menos las frases que lo ayudan