domingo, 27 de abril de 2014

DIJISTE QUE NO

Gabriel G. Marquez:
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.


Parece que ha llegado el momento,
la brisa se esconde tras el viento,
las luces se han apagado
y no hay rastro de las ondas que dibujaron miles de formas en el cielo.
Hay un niño que se agarra
a la piernas de su madre,
donde detrás de ella no existe miedo
o dolor que pueda con el.

Agárrate a mi y deja que suene la música,
deja que la letra o el sonido entre dentro de nosotros,
pocas cosas pueden hacerte llegar tan lejos,
o ten cerca de ti que acabo de intentar explicarte lo que no sabes.

Supongo que dentro del pozo
el agua esta fría, tan fría como mil
mareas cerca del desierto de tus brazos.

Bailas bajo el infierno de los paraguas que intentan abatir este poema,
que libran las mil batallas que hemos ganado
y sobre las otras mil que perdimos.

A veces dudo sobre si el verbo saber será cierto,
dudo de si mezclando las palabras
podré construir tal fortaleza que consiga llegarte.

Hemos crecido mirando al lado que queríamos,
ahora mismo estamos, en el que no queremos.

UNA GUITARRA

Una guitarra suena al otro lado del mundo,
yo te recuerdo porque sí, no quiero pensar en ello,
no decido sobre mi mente, ya me gustaría poder hacerlo,
y poder encontrarme contigo en aquel bar, aquella noche,
aquel lugar de mil demonios, el infierno, el cielo y el mar,
las piedras de este día que termina, se arriman tus manos,
tu piel junto a la mía, yo decido besarte y me doy cuenta que estoy solo,
pienso que firmar la paz tampoco nos uniría,
nos destrozaría si cabe aún más, porque para poder empezar
se necesita antes terminar algo, lo que sea, lo establecido,
lo que me lleva a ti, los recuerdos de un día, me han dicho
tantas veces que no, que no hay negación que me valga,
la lucha del mal ha hecho que el bien venga pocas veces a visitarme,
a instalarse en mi casa y desearme. 

Pero todo se supera aunque no se olvide,
el tiempo es más sabio que cualquier humano,
aprendamos a perdonar,
las cosas que duelen nos enseñan de forma cierta,
nos dan la llave de la amistad,
hagas lo que hagas pensad que siempre nos acompaña
el infierno el cielo y el mar.

Una guitarra suena al otro lado del mundo,
yo te recuerdo porque si, porque quizás estás a mi lado.

MINIMALISTA

Minimalista,
uno solo, o más,
o más cosas con las que extenderme,
renunciar a dos,
o decir que sí a tres,
buscar el infinito,
envejecer con las cosas de siempre.

Detrás de mí hay una pared blanca,
estoy sentando en un sillón negro,
enfrente de una televisión apagada,
fumo un cigarro y pienso:
lo común no me resulta extraño,
es simplemente la continuación
de lo normal.

La puerta tiene la llave puesta,
los muebles siempre en su sitio
miro mis libros mal colocados
y pienso: porqué están dispuestos de esa forma?
tendrá su sentido el orden?
preguntas sin mucha lógica.

Hay cinco puertas cerradas,
tres abiertas,
los armarios sin abrir,
cuando giro la cabeza y veo las ventanas
pienso: cuando las volveré a abrir,
ellas tienen el poder sobre el aire,
yo la decisión de querer abatirlas.

Mis pies encima de una mesa
la luz sigue encendida
observo que el lagarto no ha cambiado de sitio
y pienso: es hora de acostarse,
siempre peleando los horarios
¿serán muy diferentes hoy y mañana?

Este folio se acaba,
mi cigarro también se acabo,
oigo que llaman a otra puerta,
y mientras sigo escribiendo pienso,
tengo que poner un final a este poema,
y de esta forma decido acabar.

lunes, 7 de abril de 2014

POESÍA APALABRADA

Con la colaboración de un gran amigo: Sr. Calimero.


¿Quien soy?
¿Que hago?
Apenas hay luz,
Es tarde para ponerme a escribir,
Ayer fue otro invierno caluroso,
Otro día sin terminar,
Dejar las cosas para mañana
Y mañana volverlo a dejar,
Dudas tatuadas en mi bloc,
En mi mente nada que explicar,
Busque refugio debajo del agua,
Agua que ahuyentase mis pecados,
Que me deje de inundar la lógica
Y que la razón se revele ante mi,
Pero Dios no contesta
Y creí que lo harías tú,
Esta vez supe cómo llegar al infierno,
Allí me quede como en casa,
Dando vueltas y más vueltas,
A tu imagen enganchado,
En la distancia pienso que cerca que estamos,
tan solos, tan unidos,
Dejaré las cortinas abiertas
Para que me puedas ver,
Aunque sea a tientas seguiré imaginándote,
Retorciéndome en tu piel,
El tiempo me endurece,
Los nudos vuelan,
Es esta incertidumbre quién me grita sin parar,
Pensé que saldría de esta,
Pero ya no lucho,
No me hace falta,
Deseo encontrarme a mi mismo,
Aquí, ahora.

AHORA SIMPLEMENTE DESEO QUE LO ESTÉS ESCUCHANDO


De todo se sale debió pensar,
Su casa llena de lo corriente que contiene un hogar,
Ahora vacía, obsoleta,
Una postal sin firma ni dedicatoria,
El famoso jardín sin flores,
Deja un poco de ti allá por donde pises
Conozcas o simplemente estés,
Como siempre ese no fui yo
Si no quién querría ser,
Aún no entiendo lo desconocido,
El temor de una foto en blanco y negro.

Esa alfombra que había en su casa era rectangular,
Fina y con los bordes recortados,
Ya no está,
Has hecho el vacío y tus sentidos se han resentido,
Le queda el carboncillo justo al lápiz con el que intentas escribir,
Estas sentada en el suelo,
Quizás recordando la alfombra,
Quizás mirándome
O quizás viendo el lápiz,
Sé que lo haces porque te he mirado
Pero no quería hacerlo.

El sol entra por el roto del cristal con el que te cortaste anoche,
Por tu mente pasa aquel cuadro de tu madre, la mesa, tu cama,
El humo de la gente, las escaleras,
Esa vez corrimos pero no pasaba nada,
Hoy lo recordamos,
Recordamos lo bello del pasado
Y justo en ese momento en el que me acorde de tu casa,
Me jure que te escribiría,
Que te diría esto que estoy escribiendo,
Ahora simplemente deseo que lo estés escuchando.

¿MAÑANA QUIEN SABRÁ?


Sin piedad,
sin marcha,
sin perdón,
sin nada de nada.

En la calle,
en el suelo,
en un adiós,
en ningún lugar.

Mi ropa,
mi casa,
mi sitio,
mis cosas no están.

La gente,
la vista,
la fortuna,
¿la vida donde esta?

Soy un sin techo,
soy un sin nadie,
soy quien tu quieres,
soy un cruce sin mirar.

Fui limpio y alegre,
fui ayuda y bondad,
fui vida y prójimo,
fui algo que soy y tampoco algo que no.

Necesito una mano,
necesito un lugar,
necesito algo o a alguien,
necesito una oportunidad.

No te resignes a dejar de mirarme,
no eches la vista atrás,
no hago daño,
no hago el mal.

Hoy dormiré en el suelo
hoy jugaré al azar,
hoy estoy solo y perdido,
hoy no veo metas que alcanzar,

Mañana quien sabrá?

NUESTRO PAIS


En estos tiempos que corren ya nadie confía en nada, nos han hecho aborrecer nuestras esquinas, nuestro pan, nuestro día a día. Nos dicen que sí, que confiemos en la recuperación, que no hagamos caso de los más de 5 millones de parados, que nos sacan de esta, que guardemos nuestra rabia y nos dediquemos a echarnos la siesta, porque apenas hay otras cosas mejor que hacer, no les interesa saber que demasiada gente que no tiene para comer, que se avergüenzan de ir a comedores sociales, eso sí, no se olviden ustedes de votar en las siguientes elecciones generales.

Un mundo de maquillaje, sonrisa y bandera, aquí ¿por dónde anda la gente verdadera? Rojo y gualda, España no es más que la vagueza de la chaqueta de un guarda, no no!!! nosotros hemos disparado contra el agua, eso es lo que dicen nuestras imágenes manipuladas, ¿abuso policial? Si se han metido con nosotros Señor general, invadían nuestras aguas, que quieren que hagamos? Recibimos órdenes de tratarlos como ganado.Ya no hay responsabilidad que valga, si eres rey, duque o infanta, estas libre de todos los males que a la gente normal le pasa, señor juez, yo no sé nada, lo desconocía, mi marido tampoco sabía nada, se lo juro por mis hijos, esos que comen y viven con el sudor de su sueldo fijo.

Necesita usted ayuda, póngase a la cola, informarle que hemos recortado en Educación, Sanidad, Pensiones Cultura y Becas, vamos en todo lo que a usted le afecta, así que mejor se marcha, que hoy he trabajado unas 3 horas y ya estoy cansado, además es mi hora del café y debe de entender que para un funcionario de los que no trabajan es lo más sagrado, le recomiendo que se vaya a la cola del paro.

Buenos días, vengo a entregar un curriculum, siéntese, bueno mejor dicho espere sentado, voy a ver si le concede una entrevista el señor diputado, ¡!mire por aquí pasa!! dice que es la hora de irse a casa, pero tiene suerte y le atiende, que raro, hasta a mi me sorprende. Dígame qué es lo que quería, venía a entregar este curriculum con cierto miedo, es normal no sé preocupe aquí a todo el mundo lo seleccionamos a dedo, así que ve esa puerta, ciérrela por fuera.

Si si!!!!! Me da igual lo que sea, lo que busco en una salida, aunque sea por 700 euros y de por vida, he de mantener a mis hijos, a mi mujer la han matado por culpa de un embargo, mi nevera está vacía y el único plato que preparo al día tiene 3 cucharas, la de mis hijos y la mía, porque no tengo para más su señoría, y usted me condena por hurto a multinacional, no serán ellos quien me roban pactando sus precios como se ha hecho de forma tradicional.

¿Eres emigrante, lo serás o lo has sido?, de esos que no tienen miedo y se buscan la vida por sí mismo, debes de estar orgulloso, estos políticos no conocen la palabra generoso, no quería mencionar religioso, pero lo digo, también en estos tiempos y cuando nos falta ropa de abrigo, no tienden la mano, más que para pedirnos dinero de nuestro bolsillo, perdona, ¿no es usted de los más ricos del planeta? Ya podría tener un poquito de vergüenza y dejar de poner chinchetas en nuestra banqueta.

Señorita Carmen, su hijo está detenido, no me diga, que es lo que ha hecho? Pues a ido a una huelga a reclamar por sus derechos, pero está prohibido reclamar hoy día, hace poco avisó el gobierno que esto pasaría, y que es lo que puedo hacer? Pues nada porque como reclame se viene aquí usted también, me deja llena de impotencia si yo pudiera le tiraba una piedra con vehemencia, !!ni se le ocurra amenazar que también es delito!! y mi palabra es la verdad, la suya ni la admito.

Esta semana han pasado los carnavales, a los políticos habría que decirles que dejen sus disfraces de subnormales, que miren por sus ciudadanos si es quieren, y si no pues que sigan así, mirándose a sí mismo, robándonos palabras como el optimismo.

Vale vale, ya termino, que esto es vergonzoso, no me queda otra que llorar como un mocoso, que intentar denunciar lo que ya ni siquiera es denunciable, si no algo que va contra los derechos humanos, esos que también tienen manchadas sus manos, sillones de oro, viajes, dietas, mentiras a toque de corneta, algo inaudito, nosotros somos los niños y nuestro país es el circo.