domingo, 22 de junio de 2014

ACOMPAÑAMIENTO DE CANCIÓN

De momento voy a ponerme a escribir, me he sentado y aún no he pensado nada,

quizás porque escribir no me cuesta tanto como recordarte, quizás porque al salir, he vuelto a ver el sol y mirando al cielo he girado la cara para verte pasar, podría escribirte un poema sin usar ni una palabra,
porque no existe ni una combinación de letras, que pueda describir la sensación que siento,
cuando el agua baña mi cuerpo. 

De momento he escrito uso cuantos versos, unas frases que a menos que te las recite al oído
jamás las entenderías, porque nunca explicaré sobre que tratan mis poemas,
si lo hiciera, perdería el sentido escribir y estaría mostrando mis inquietudes,
prefiero que seas tú quien llame a la puerta y yo desde dentro pueda levantarme a abrir,
es muy fácil descubrirme, si te decides hazlo, yo estaré aquí.

De momento sin nada que hacer, con el tiempo sonando y haciendo bailar al sol,
el otoño, el invierno y así la primavera que ha dado paso a los primeros días de este verano,
¿qué será de nosotros cuando estemos al otro lado? El infierno estará esperando nuevas noticias,
alejado de todo cuanto aconteció, vivimos lo que queda, así estaré yo, incomprendido,
igual leyendo las páginas de un nuevo libro.

De momento pasando el ecuador de la melodía, esa voz que acompaña el humo del cigarro,
un nuevo horizonte es un nuevo día, así, así como las cosas suceden y piensas después
¿porque lo habré hecho? Tumbado en el suelo y subiendo las manos al techo, destrozas tu pecho, aceptando la maldad del cohecho, intenta tranquilizarte, te repito, ya lo has hecho.

De esta forma física, puedo afirmar que las dudas,
hacen perderse sobre el tráfico, y no identificar los colores de los semáforos,
acercarse al fondo del mar, no es solo una solución para conocer esos colores,
brotes de ideas se van organizando justo cuando termina la canción, es una pena dejar las cosas para mañana,
nos han cerrado las puertas, hemos abierto las ventanas.

ME ACABABA DE DESPERTAR

Dedicado a mi sobrino Hugo por su primer año de vida.

Abre mi puerta y siéntate junto a mi,
no hace falta llave para entrar a conocerme,
siéntate de frente para que pueda ver tus ojos, 
de espaldas para leer tus torturas,
dime que en el fondo no te sientes bien del todo,
que creías que esto sería otra cosa, 
te molestan algunas de las cosas que antes te divertían,
ahora algún recuerdo te duele debajo del agua,
no es fácil sumar el olvido a las voces
que te dijeron ven aquí, ven aquí y siéntate junto a mi,
justo a mi lado, para que pueda ver tus ojos,
de espaldas para que pueda leer tus entresijos.

Fácil, son las cosas que no se piensan,
pero me toca discurrir, calcular la raíz
de un problema sin solución,
por mi parte no hay respuestas a las cosas
que tanto me hacen sentir en otros momentos,
ayer mismo pensé en si todo tuviese solución,
y fui al baño a lavarme la cara para quitarme esa idea,
me acababa de despertar, empezaba un nuevo día,
un nuevo caminar.

APENAS NOS CONOCEMOS

Apenas nos conocemos,
pero algo me acerca a aquella playa en la cual nos quedamos mirándonos,
no hay rastro de aquella mirada de infantil,
ni del aquel agua inmaculada que baño nuestros tobillos mientras
vi tu espalda dirigiéndose al principio del paseo,
Puede que este día sea diferente, puede que me interpretes y vuelvas a mirarme, puede que no,
Ahora yo soy un chico normal
que ha perdido su inocencia y busca algo por lo que sentir,
sentirme ocupado y que pase este día, que pase este día tan nublado entre tanto ocaso,
un chico y una chica que se encontraron y decidieron marchar,
Puede que este día sea diferente, puede que me interpretes y vuelvas a mirarme, puede ser que todo ocurra,
Sueño que estoy soñando y cogemos nuestras manos,
ya sabemos que nos miramos, y actuamos sabiéndolo,
parece como si nos conociéramos de siempre, sabes como besarme y actúas de tal manera
que haces ponerme nervioso, mis piernas tiemblan pero sigo tu beso como intentando recuperar
la vez que decidiste marchar,
si yo pudiera dejar de ser yo mismo y actuar como debiera no sería yo, y en definitiva no seríamos nosotros.
Puede que este día sea diferente, puede que me interpretes y vuelvas a mirarme, puede siga soñando,
No hace falta que nadie me diga lo que tengo que hacer contigo,
sé muy bien como sacarte una sonrisa, como hacer que me sientas cerca,
abrigarte cuando duermes, darte ánimos y minimizar los problemas,
se muy bien como te despiertas y lo que necesitas cuando te falta el aliento,
es tan bello poder darte la mano cuando caminas sola, o decirte que te quiero y que mi voz te llegue allí donde estés.
Tú me pediste que yo fuera, y yo acudí sin pensar en nada, porque pensar demasiado nos hace errantes
Hace tiempo que no escribo en mi diario, en todas aquellas cosas que nos acompañan desde la infancia, pareciera como si los recuerdos mantuviesen en pie algunas vidas, y nuestras visas se han mantenido desde que no nos dijimos adiós, porque a veces no solo son las despedidas lo que nos acercan a nuestro destino, tanto tiempo imaginando tu pelo y viendo en mi espejo el viento que aquella tarde nos acompañaba
Tú me pediste que yo fuera, y yo acudí sin pensar en nada, porque pensar demasiado puede acabar con nosotros,
Sigo soñando con aquel chico que soñó que escribía,
y me acerco a ti ahora de frene, puedo ver tu mirada fija en mis ojos,
no hay nada más cercano a aquello que este momento,
un momento de calma y paz, un momento como no es este mundo,
cuéntame las cosas que quieras, para que algún día yo pueda decir:
las cosas que tú me dijiste y yo no conté, es bonito este sueño,
es bonito sentir de nuevo como coges mis brazos aunque ahora solo puedo ver tu espalda marchar y tu pelo hondear el viento que sopla
Tú me pediste que yo fuera, y yo acudí sin pensar en nada, aquí estoy aunque marches y aquí volveré cuando me pidas hacerlo.

ME VALE EN VIENTO QUE SOPLA


Cuando cruzaron la frontera, me advirtieron rendirme, no podía hacerlo,
volví a coger mi arma y desafié a todo aquel que quiso derrotarme,
no me valen los aviones, los bombarderos, los que quieren verme frente a esa pared,
me vale el viento que sopla, el viento que sopla y me aclara la vista, el viento que sopla,
grito resistencia, me quedo en mi sitio, me siento de nuevo, la piedra esta fría,
hace frió a mi alrededor pero nadie lo siente, el miedo sobrevuela este ambiente,
no puedo sentirlo, no me quejo, haz lo que tengas que hacer, pero no me preguntes,
me vale el viento que sopla, el viento que sopla y me aclara la vista, el viento que esta conmigo,
nos han obligado a esta lucha, pensad como queráis ,
a mi me ha tocado cambiar de nombres tantas veces que he aprendido miles
de idiomas, miles de caras pidiendo clemencia, miles de pasos sobre kilómetros de sangre,
me vale el viento que sopla, el viento que sopla y me aclara la vista, el viento que no se va,
esta mañana me sacaron de casa, éramos tres y ahora a la noche solo quedo yo,
¿como quieres que os crea? En mi bolsillo llevo las fotografías de tantos desconocidos que podría construir países con ellas, países de papel construidos especialmente para volar,
para construir sin ningún tipo de orden de construcción,
esta noche estás conmigo, esta noche no me dejes, estaré contigo de momento,
llevo escondido unos meses, desaparecido de cualquier sociedad, he perdido a mi mujer y a mi hijo
pero no seré yo quien me pierda, no dejaré de buscar la libertad, esta noche soñé con encontrarte,
con tumbarnos juntos en el mar, no seré yo quien no me lo crea,
esta noche estás conmigo, esta noche no me dejes, estaré contigo mientras tú quieras,
un susurro bastaría para conseguir una derrota, hace meses que no digo ni una palabra,
saldremos de las sombras aún estando en medio de ellas, mi boca cerrada clama un final que veo cerca, de momento no me han capturado, el frió sigue conmigo
esta noche estás conmigo, esta noche no me dejes, estaré contigo hasta el final,
hasta que no salga de esta me agarraré a la lucha, a los que cruzaron la vista conmigo pidiéndome ayuda, a los que me ayudaron, a esta noche que avecina un final, tan cerca o tan lejano, creo que puedo verlo.

EL DESPERTAR

Vacío, lleno por dentro,
oscuro, un buen despertar,
libre, de la palabra libertad,
sucio, tiempo sin pensar,
ajeno, lo que me lleva al deseo,
claridad, buena hora para terminar,
misterio, triunfo de la paz,
aunque a veces me falten las palabras,
no me falta tiempo para escuchar,
cuéntame que soy un necio,
que hay países sin explorar,
que cuando el amor cambia
no hace falta tirarse al mar,
cuéntame que pierdo el tiempo,
que me callo sin apenas claudicar,
cuéntame que me rindo y te rindes conmigo,
que te di la mano porque lo estabas pasando mal,
cuéntame que estas cerca mio,
yo te contaré la verdad.