domingo, 22 de marzo de 2015

DEJAR PASAR

Pregúntate cuantas cosas has perdido,
que no has hecho por tantos miedos
sin sentido o sin razón de no saber
de donde cojones vienen.

Ayer estaba mal pero hoy seguramente esté bien
y seguiré estando un rato más.

No somos nadie pareciera que a veces
dejásemos de ser normal y no por nuestra culpa,
aprieta, ahora, déjame sin libertad que yo
procuraré subir a respirar, y aunque nos obliguen
de nuevo a bajar a la profundidad ya tendremos aire
suficiente para encontrar nuestro lugar.

Si, quiero pensar que hoy en día aún queda
gente corriente de esa que saluda al pasar,
que cuando pasa, no hay que sacarlo de la normalidad.

Este mundo no es solo tuyo, no intentes abrirnos
por la mitad que terminarás recibiendo tú propio odio,
ya bastante nos empujan para hacernos tropezar,
no, no, no, yo no voy a dejar de estar porque tú quieras,
yo seguiré escribiendo y usando este medio para
decir que no contéis conmigo, que no os creo,
que la política no es más que puta mierda que no nos
ayuda, que no estás a nuestra lado y que encima tenemos que votar,
no espere que meta un papel inservible por el hueco
de una urna y luego encima tenga que aceptar.

Yo critico y aunque me digan que si no voto
no tengo derecho a decir nada no me importa,
porque puedo decir lo que quiero, porque creo
en la libertad de expresión y en la no gobernabilidad personas como yo, 
que no busca nada más que vivir en paz.

Si, eh, parece que ya has podido con nosotros pero no
es así, seguiremos en la calle con frío, viento y nieve,
que por muchos temporales que pasen yo seguiré gritando
que me dejen mi camino libre, ya aprendí a barrer mi propia
mierda, la mía, mi mierda, pero no la vuestra.

Y no solo lo digo yo porque lo dicen millones de personas,
no tenéis ni siquiera la vergüenza de dar la cara y decir
la verdad, es lo que más me jode,
encima de decirnos que vamos hacia delante no
hacemos otra cosa que ir marcha tras,
pero vosotros tan listos que os creéis ni si quiera podéis verlo,
cuanta lástima tenemos que dar
¿porque tenemos que aceptar sueldos de mierda?
con que tan solo una persona se rebaje,
esta haciendo que se rebajen todos lo demás,
si quieres joderme dímelo a la cara que así
me ayudarás a buscar una solución,
la solución que yo busque, pero no la tuya,
no te calles, venga dime, dinos, que por vuestras bocas
ya nada podemos esperar.

Y CORRO DESPAVORIDO

Y corro despavorido por la colina que me baja hacía el río,
pensando que el fruto de nuestra vida es el fruto de nuestro olvido,
todo esto se ha dado, todo esto se ha hecho por nuestra culpa,
y no hacemos otra cosa que matarnos.

Tengo que dar las gracias por estar en esta vida,
pero yo no estaba antes, 
no fue decisión mía elegir salir en estos años,
todo fruto contiene una semilla y ésta
guarda el máximo esplendor del proceso
realizado desde que no existía hasta que existió,
y existimos y somos la voz de lo que es o ha sido
aliento dentro de un nido, dentro del segundo 
donde el amor es el amor y el olvido ya me lleva hacia la colina que baja al río.

MIENTRAS ESCRIBO TÚ EXISTES

Mientras escribo este poema tú existes,
yo intento llegar a casa cuanto antes para hacer mis quehaceres,
pero cuando al abrir la puerta los muebles no se han movido,
me doy cuenta que mientras tú existes yo escribo.

Mientras yo leo tú existes,
pronto vuelven a dar las ocho y media y suena mi temible despertador,
y apurando el amanecer oigo cosas que no me creo,
me doy cuenta que mientras tú existes yo leo.

Mientras yo ceno tu existes,
me hablas de fondo y parece que te oigo,
creo que de nuevo me regañas y ya ni sé que es bueno,
me doy cuenta que mientras tú existes yo ceno.

Mientras yo creo que hay solución para todo tú existes,
te vas y ni un triste hasta luego,
al volver las noticias auguran una noche de bombardeos,
me doy cuenta que mientras tú existes yo sigo creyendo que creo
que todo tiene solución, por eso lo tiro todo por la borda.

Mientras yo me dedico a mi mismo tú existes,
quiero dar la vuelta a todo antes de ver el principio
saber el final del idealismo,
me doy que mientras tú existes yo me dedico a mi mismo
y no te digo nada cuando me marcho,
será que apenas nos damos cuenta,
que mientras tú y yo existimos nos quisimos.

LLEGA UN DÍA

Y debe ser que llega un día y de repente ya eres mayor,
y ves un montón de personas por la calle más jóvenes que tú,
nosotros que nos creíamos inmortales al tiempo y ahora mira,
se nos han echo viejas las películas que nos enamoraron
y ya no hay rastro de nuestro primer amor.

Aquellos peluches y juguetes con tantas piezas,
todo parecía tan grande y tan lejano,
usábamos medicina sin apenas preocupaciones
y la responsabilidad nadie la entendía,
los juegos, la peonza, las chapas, el escondite
y la verdad ya no están con nosotros,
¿cuando fue la última vez que mentiste?

Tan bonito es recordar que hace que me agobie,
puede que pronto mi vida cambie y tan solo sea un cambio más,
tómatelo con calma, tan solo consiste en respirar, respirar y respirar.

YO NO ME MUEVO

Dicen que pensar a veces nos lleva a la total destrucción,
todos pensamos lo que hemos hecho, a veces demás,
que más dará lo que ha ocurrido y tenga que ocurrir,
ya vendrán los pájaros a decirnos vete o ven aquí.

Que se destruya el mundo por completo,
que todos nosotros no suframos más.
ahora dejará de llorar un niño 
pero lo hará otro,
yo quiero mantenerme bien arriba,
y más arriba para no verme derribar
las hojas del transporte que un día
me ha de llevar cerca de la sucia cama
que debe esperar, se cae la cresta de la ola 
y nosotros con ella nos ahogamos en el mar,
pero a falta de decir que nos hemos caído,
ya escribí que nos volvemos a levantar.

Un día más, es otro amanecer cerca de las rejas
de las ventanas que si dejan pasar el sol,
otro tren y otro avión que traspasan las fronteras
de tus lindes, quisiera irme a cualquier parte a no pensar,
es prioritario poder decir las cosas,
buscar algún hombro donde poderse desahogar,
yo que tú un día contaba todo y a esperar,
a esperar que pasará, pero tranquilo, que pase 
lo que pase, todo esta por pasar.

Si amigo, si te falta un hombro ven aquí,
que no lo diré jamás, no hay nada como 
poderse tranquilizar, tú respira profundo,
tranquilo, yo no me muevo, mirarme  a los ojos,
ya esta, esto se pasa de verdad,
no hay mal que no haga un bien despertar,
los dos solos, el tiempo que necesites,
es verdad el tiempo pasa y tenemos más edad,
pero aunque vayamos cambiando,
nunca vamos a dejarnos escapar,
ya esta, ya esta, ahora a descansar.

Y así se van terminando cualquiera de los sofocos
que nos vienen a despertar, 
me cuesta conciliar el sueño,
me cuesta contar la verdad,
me afloran las veces que me ayudaste
y yo tan idiota sin darme cuenta las deje pasar.

AHORA ES CUANDO PUEDO ESCUCHAR LA VOZ

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar la voz,
justo cuando quien me acompaña
mueve las caderas y empieza a bailar,
a bailar igual que lo hacías tú,
pienso que al final no somos tan diferentes como dicen,
me siento tan ridículo bailando que olvido lo que estaba pensando,
me pierdo en mi poema y vuelvo a empezar de nuevo.

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar tu voz,
tú me hablas, pero yo frente a mi espejo
deseo ver el reflejo de quién fuiste,
pienso en todas las discusiones que nos acercan,
me siento tan ridículo buscando mi yo pasado,
que me pierdo en mi poema y vuelvo a empezar de nuevo.

Suenan las primeras notas de un piano,
justo empieza la guitarra y más tarde el violín,
ahora es cuando puedo escuchar la música,
cuando decido bailar contigo y cantar
todas la canciones que nos van a poner,
me siento tan ridículo que olvido como nos quema
el hielo que nos hemos tomado.

MEZCLA

Escribir y ver a la vez
sin dejar paso al oído,
los órganos no son tan sabios 
como para poder mandar órdenes a tu cabeza
pero deciden por ti.

No hace falta que me cuentes que mis zapatos se desgastan,
no quiero volver a ver al chico que andaba descalzo,
hace poco más de un minuto que la misma sensación 
que tengo ahora me invade por dentro,
por fuera el tiempo va cambiando muy lentamente,
tenemos pañuelos en los ojos que también 
tapan nuestra frente,
tenemos algunas ideas que no decimos
cuando no nos resultan corrientes.

QUIERO COMER

Quisiera cenar todas las palabras 
que en algún momento se han vuelto en mi contra,
morder el aliento de las explicaciones cuando se quedan guardadas,
ahogar dentro de un vaso de agua mis propios dientes,
avisar a mi cerebro de no dar órdenes a mi lengua cuando no se tiene que hablar,
quisiera que como ayer, hoy y mañana algo termine para algo poder empezar.

ALAS

Veo las alas del avión mientras vuelo,
me gustaría no ver nada,
como justo antes de nacer, 
debe ser algo así como ver y ya esta,
nada se asimila supongo,

No me gusta volar, pero lo hago,
lo hago como se hacen las cosas que a uno no le gustan,
quizás sometido a otros, 
en este caso a uno mismo.

Acabo de asomarme por la ventanilla,
y justo una señal me obliga a ponerme el cinturón,
como si de algo me fuera a salvar,
que cosas hacen los humanos,
y yo con ellos, cosas que hacer para matar el tiempo
que no se puede detener.

Estoy dormido arropándome la cara,
como justo antes de nacer.

YO TENÍA GANAS

Yo tenía ganas de amanecer 
rompiendo los pedazos de la piel del ser humano,
vencer la noche y convertirme justo en el momento 
que existe antes de que brote una nueva raíz,

Yo tenía ganas de hablar con el sol,
hablarle despacio, 
contar de cero a diez para que poco tiempo 
después y con calma contarle del diez al cien,
simplemente quería abrasarme en su anden.

Yo tenía ganas de aparecer en la noche,
como cualquier borracho de bar,
prometerte el cielo y no darme cuenta de la verdad,
de que lo qué ahora me quema,
hace poco también se convirtió en poema.

Yo tenía ganas de encontrarme con los vientos
que cambian de dirección, 
ser la promesa del futuro.